viernes, 11 de mayo de 2018

La cumbia villera argentina... en el Paraguay

La cumbia villera es un estilo de cumbia que nació en la Argentina a finales de los 90 del siglo pasado. Aunque este estilo merecerá su propia entrada, en ésta se va a destacar el hecho curioso de su influencia en el país vecino Paraguay, que también cuenta con un estilo propio de sobra conocido: la cachaca paraguaya.



Surgida en las llamadas "villas de emergencia" argentinas, la cumbia villera se caracteriza en buena medida por unas letras sobre problemas sociales como el alcohol, las drogas, la violencia o el desapego político. De una forma natural, la musicalidad es bastante intensa o incluso agresiva. Pero del mismo modo que muchos grupos del rock heavy metal fueron conocidos por sus baladas, tampoco faltan en esta particularidad cumbianchera las canciones más puramente románticas, o las más o menos dotadas de un contenido intelectual, como se ve en los temas paródicos de Los Wikipedia.

Asimismo, y cumpliendo otra de las características propias de la cumbia, su facilidad para viajar por los distintos países americanos, adaptarse a cada entorno y "rebotar" de nuevo hacia otras tierras, la cumbia villera ha encontrado su hueco musical en los países más próximos de la Argentina, primero, y después llegar hasta Colombia y México.



Un caso revelador e interesante es el que representan Los Aliados del Paraguay o Aliados del Amor, a los que ya se dedicó una entrada en esta bitácora. De entrada, sorprendería que un grupo muy reconocible por su acerado romanticismo, haya caído bajo el embrujo de una modalidad mucho más heavy de la cumbia, lo que se explica fácilmente por el interés que ha despertado en los jóvenes paraguayos y el éxito de las interpretaciones en los potentes programas musicales de la radio y televisión del país.

Para ilustrar este caso, y dada la escasa presencia de canciones de los Aliados del Amor en YouTube, debemos aprovechar el mix o enganchado contenido en este vídeo, a pesar de que es imposible identificar muchos de los temas.



La primera canción (Arrepentido) es una canción típica y muy conocida del estilo tradicional del grupo (hasta minuto 3:30). La segunda ya vira hacia la cumbia villera, aunque el tono del lenguaje sigue siendo romántico. La tercera es todavía más romántica aún, sin ni siquiera reminiscencias cachaqueras (6:05). Pero es la cuarta canción (9:00) la más propiamente villera, no sólo por la música, ya que la letra tiene un contenido sexual bastante explícito, con anglicismos y localismos argentinos incluidos:

...Tú quieres bailá, yo quiero gozá…
este ritmo dulce que te va a gustá
sacúdelo, sacúdelo, tu bum bum [culo, trasero]
sacúdelo, de acá pallá,
tu cuerpo entero te pide más

Vamo a tomá, vamo a flasheá…
La cumbia está caliente
las chicas también
con mis amigos quiero disfrutar
toda la noche bailá y fumá.

En la canción probablemente titulada Mentira (14:56) vuelve lo villero, pero bastante más suave. Hay que esperar hasta el minuto 20:15 para encontrar otro tema más fuerte:

Rebuena, rebuena, ella está rebuena
Porque tú mami, ere la mejor, etá rebuena
cuando la muevo así...

 Y la última de las canciones en versión de estudio (26:10) sigue la misma línea o incluso más, al aparecer gemidos femeninos.


jueves, 1 de marzo de 2018

Cumbia con aroma a castañuelas

Si la cumbia tiene una característica reseñable, es la de absorber como una esponja los sonidos de los instrumentos más variados: el bajo y la guitarra eléctrica, el piano, el sintetizador... y hasta las castañuelas. Esto viene a expresar que, aun cuando en sus orígenes más remotos la cumbia tiene influencias españolas, no ha tenido problema en la adopción de los instrumentos y formas de sonido más típicamente españolas de las últimas décadas.



De esta situación derivan dos tendencias: una que se limita a convertir clásicos españoles (especialmente del pasodoble, la copla y la rumba) en versiones cumbiamberas, o tratando de los tópicos españoles, y otra que son cumbias íntegras, si bien con ciertos toques musicales y temáticos propiamente de España.

Entre los primeros casos, tenemos diversos temas titulados Cumbia española, interpretados por el Grupo Mezquite, Linda Vera, El caballero de la noche y Super Grupo Colombia.






Un caso similar es el del Grupo Cañaveral y su Cumbia gitana.
 
 
 
En el otro grupo hay, entre otros, dos temas de unos viejos conocidos, con una altísima calidad. Los jarochos Super Lamas interpretan su Déjame, con mucho aire rumbero. La canción, además, la podría firmar el mismísimo León Festinger, padre de la disonancia cognitiva o La zorra y las uvas: decir justo lo contrario de lo que se está sintiendo:


Déjame en la soledad 
no tengo ningun temor, 
estoy acostumbrado a estar completamente 
solo sin ningun amor.

Yo no sé lo que es amor, 
nunca me importo saber, 
nunca he estado enamorado,
si una vez yo quise no recuerdo a quién. 

Déjame cuando quieras, déjame, 
déjame, no me importa si te vas, 
déjame cuando quieras déjame, déjame, 
cuando quieras, hazlo ya. 

Yo no sé lo que es dolor, 
ni tristeza, ni sufrir, 
sé lo que es estar completamente libre 
y siempre he sido muy feliz. 

Todo es mío bajo el sol, 
que me importa si te vas, 
yo no me acostumbro a nada 
ni a nadie en el mundo 
yo no sé extrañar. 

Siempre he estado solo, 
me encanta la soledad, 
canto, río y lloro de felicidad 
pero nada más. 



Mientras, Los Ángeles Azules (con Charly) recuerdan al gran pintor cordobés Julio Romero de Torres con su Quiero ser, aquí en una actuación en directo (aunque en playback).


Quiero ser tus ojos tu luz y tu sombra. 
Quiero ser el rojo bile de tus labios .
Quiero ser el agua que te baña, 
Eel viento que te roza. 
Quiero ser ese perfume divino que tu cuerpo da al amor 

No habría en el mundo un pintor 
Que dibujara a una mujer tan hermosa como tú
 
Qué ojos, qué cejas, qué pelo, 
qué labios, qué manos 
Ni los mismos ángeles del cielo 
que dibujan a diario tantas estrellas 
podrían dibujar una mujer tan hermosa como tú

Y por último, la ya comentada y excelente Sé que te amo.
 


miércoles, 7 de febrero de 2018

Cumbias a la Virgen de Guadalupe

Aunque ya hemos comentado alguna vez que los contenidos de las cumbias son, preferentemente, románticos, no faltan otras temáticas en el género. Una de ellas es la religiosa, que puede abordarse desde simples menciones a Dios o la Virgen María, a auténticas y devotas composiciones.



La Virgen de Guadalupe (México) es una de las advocaciones marianas más populares, no sólo de México, sino de América y de todo el mundo. Artistas cumbiamberos mexicanos y de otros países le han dedicado hermosas composiciones. Para empezar, tenemos el caso del colombiano Roy Rodríguez:
Virgen de Guadalupe
patrona del mexicano,
quiero que me disculpes
por toditos mi pecados.


Los mexicanos de El combo loco hacen una versión más "localista":

De todas la ciudades
te vienen a visitar.
No les importa el cansancio
si junto a ti están.
Virgencita Guadalupe.
Cuídanos siempre tú...
Patrona del mexicano.


Uno de los conjuntos más peculiares de la cumbia mexicana es sin duda el Grupo Kual, al que dedicaremos una entrada próximamente. Aquí está la estupenda cumbia de los peregrinos:

La devoción 
no tiene fronteras
es libre como el viento
es libre como el mar.
Y se une ya
la unión americana
con nuestros hermanos
que radican por allá.


Y el que quizá sea el grupo mexicano más conocido, Los Ángeles Azules, dedica un par de temas a la Virgencita del Cerro Tepeyac. La primera pertenece al disco Cumbia de las chispitas (1987).

Virgen de Guadalupe,
somos morenos Virgen,
Virgen de Guadalupe,
Tu color me has heredado.

El 12 de Diciembre,
te apareciste en el Tepeyac,
ante un Mexicano,
tu imagen reflejó...


Y veinte años después aparecería una canción con el mismo título, pero totalmente distinta, en el magnífico LP Tu juguete. A entender de quien esto escribe, a pesar de ser menos conocida, es mucho más completa y poética que la canción de 1987.

Virgen de Guadalupe, 
mi morenita linda, 
quiero gritarlo fuerte, 
que eres mi consentida. 

Que linda te ves, 
allá en la Villa. 
Un indio a tus pies, 
hincado está.
Orgullosa te sientes patrona mía, 
que de lejos venga hoy, 
a venerarte a tu altar. 

Siempre que en ti confío
yo te lo agradezco, 
con flores en la Villa, 
llegando de rodillas, 
llegando de rodillas, 
con flores en la Villa, 

Te llevaré mis rezos, 
te llevaré en mis manos, 
te llevaré en mi alma, 
y en mis pensamientos.

Quédate Virgencita, 
aquí en mí tierra, 
danos para siempre, 
mucho amor.
Llena de ternura a los niños, 
dale mucha paz a mí nación.



La versión de este vídeo es en directo, pues el único vídeo que hay de la canción la ralentiza bastante. Aunque también puede escucharse en el dedicado al disco completo, a partir del minuto 12:45.




jueves, 14 de diciembre de 2017

Cumbias instrumentales

La cumbia es un género musical fundamentalmente romántico y cantado. Pero no sólo de pan (romántico) vive la cumbia: hay cumbias filosóficas, legales, religiosas... y cumbias puramente instrumentales... o casi.
 
Porque si bien es cierto que hay composiciones donde sólo se escuchan instrumentos, no son raros los casos de cumbias en que hay pequeñas introducciones habladas, o frases cortas que pueden repetirse a lo largo de la canción.
 
Una muestra excelente del primer grupo es la famosa Danza de Los Mirlos, un conjunto peruano con una larguísima trayectoria y a los que se atribuye la creación de la cumbia amazónica. La canción, conocida también como Cumbia de los pajaritos (no confundir con Todo lo encuentro en ti, de los Superlamas), no sólo incluye sonidos de instrumentos, sino lo que puede ser el canto de un canario o un sinsonte / cenzontle.
 
 
 
Una versión muy reciente es la interpretada por los mexicanos Chicos de Barrio y responde a ese modelo de cumbia "cuasi instrumental":
 
La Sampuésana es una cumbia colombiana de enorme valor dentro del folclor colombiano. Compuesta originalmente por el maestro José Joaquín Bettín Martínez en 1952, ha conocido también múltiples versiones. Esta filmación, que al parecer no es mexicana sino colombiana, refleja con toda su belleza el baile con un elemento esencial del mundo cumbianchero: las velas.
 
 
A veces es complicado establece quién fue el primer intérprete de muchas cumbias. Tal es el caso de la Cumbia coqueta, que en principio parece ser original del sonidero y productor Poncho Zamudio, siendo también interpretada por, entre otros, Jorge Meza.
 
 
 
 
 
Precisamente de la contratación de Los Ángeles Azules por la discográfica de Poncho Zamudio trajo, entre otras, una versión estupenda de esta Cumbia coqueta; además, el vídeo no tiene desperdicio: los figurantes, ¿están bailando cumbia... o rock?
 
 
 
Los Ángeles Azules tienen muchas cumbias instrumentales. La preferida de quien esto escribe es, sin duda, la Cumbia suavecita, cuarto tema (y puramente instrumental) del disco Mi juguete.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

viernes, 17 de noviembre de 2017

Pobre tonto enamorado (Los Temerarios)

Hablar del grupo mexicano Los Temerarios es decir lo típico, pero verdadero, de que son palabras mayores. Se trata de unos grupos más longevos (40 años) de la música latina, cultivador de varios géneros además de la cumbia, y en todos con bastante éxito, además de contar con el reconocimiento y la colaboración de artistas como Margarita Vargas o Julio Iglesias.

http://lostemerarios.net/

Por suerte, y a diferencia de la mayor parte de artistas reseñados en esta bitácora cumbiambera, cuentan con una página web muy completa, donde detallan su trayectoria, discografía, actuaciones... Imprescindible visitarla para saber más de ellos: http://lostemerarios.net/

http://lostemerarios.net/

Si por algo se han caracterizado Los Temerarios, es por la cumbia romántica. La voz suave del cantante, sin duda, ha favorecido que se inclinaran más por ese subgénero antes que por el cultivo de cumbias más moviditas. Así, tenemos varios ejemplos, el primero de ellos, Mentiste:


En una línea parecida está Mi secreto.


Una cumbia muy curiosa, por sus resonancias flamencas (en la música y en la voz) es Sé que te amo, también conocida como Poco a poco yo te fui adorando.


En todo repertorio romántico, no pueden faltar las canciones de despedida.

 

Ni tampoco ese clásico que son los amores no correspondidos, en la deliciosa Ahí estaré yo.
 
 

No he podido 
conseguir que te fijes en mí.
He intentado casi todo
pero tú no quieres nada de mí.
Ni siquiera debo soñar
en que tu me pudieras amar.
Ya lo sé, ya lo sé
que te debo olvidar,
pero cómo te olvido
si cada día
te quiero más y más y más
 
 
Y, para terminar, la cumbia romántica más conocida de Los Temerarios. El título lo dice todo: Pobre tonto enamorado.


Como la cumbia es un género muy dado a las versiones, esta canción ha sido recientemente versionada por otro grupo que, a miles de kilómetros, comparte con los mexicanos el tono suave de las baladas. Hay, incluso, quien pudiera confundirlos: Los Aliados del amor o Aliados del Paraguay.

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Cumbias... ¿machistas?

En los últimos años, con la creciente fuerza de movimientos feministas, se está produciendo una reinterpretación de la práctica totalidad de las manifestaciones artísticas, algo a lo que las canciones no podían escapar. Mismamente, durante el verano de este año, el Instituto Vasco de la Mujer (España) proponía una lista de 200 canciones que no deberían tocarse o ponerse en las fiestas populares de la región:
Ni el ‘Despacito’ de Luis Fonsi y Daddy Yankee ni el ‘Súbeme la radio’ de Enrique Iglesias ni el ‘Me enamoré’ de Shakira ni el ‘Vente pa ca’ de Ricky Martin. Este verano, en los espacios festivos se escucha ‘A quién le importa’ de Alaska y Dinarama, ‘Ella’ de Bebe, ‘Jodida pero contenta' de Buika, ‘Respect’ de Aretha Franklin, ‘I Will Survive’ de Gloria Gaynor, ‘You now what I mean’ de Amparonia, ‘Mujer’ de Amparo Ochoa, ‘Yo no soy esa’ de Mari Trini o ‘Ni encerradas ni con miedos’ de Rebeca Lane. (Noticia)
Para quien esto escribe, las canciones son buenas o malas en función de la letra, la musicalidad, las voces... sin, generalmente, apreciar otros aspectos. Una de las canciones que más le han hecho bailar y reír es Te compro tu novia, un merengue de Ramón Orlando con una letra divertida e inequívoca:


Te compro tu novia,
pues tú me has dicho como es ella
y me gustó la informacion.

Te la compro,
pues nunca he tenido suerte
con las que he tenido yo.

Te compro tu novia,
no voy a regatear el precio
ni de pronto el valor.

Te la compro,
no creo que saldría cara
ni aunque cueste un millón.

Pues tú me has dicho que
es linda y apasionada
y es buena y adinerada
no cela nunca por nada
y sabe hacerlo todo en la casa.

No sale ni a la esquina
no habla con la vecina
no gasta y economiza
y todo lo resuelve tranquila.

Las cumbias tampoco podrían escapar a esta polémica. Aquí van tres ejemplos, con sus vídeos y letras. La primera tiene que ver con el trabajo en la casa; la segunda, una mezcla de trabajo casero y fuera para cuidad al "mantenido"; y la última, el perdón de una infidelidad y la dependencia amorosa.

La valoración de las mismas queda a cuenta de cada lector/a...



LA HACENDOSA / QUE ME LAVE LA ROPA Y LA COSA
SUPERLAMAS

Busco una mujer que me sepa querer 
que atienda la casa y me dé de comer 
que no sea enojona y celosa también 
que me de besitos al amanecer 

Que me lave la ropa y la cosa 
que me lave la ropa y la cosa 
que me lave la ropa y la cosa 
pero que también me la sepa planchar 
(2 veces) 

¿Dónde está, dónde está? 
esa mujercita que me ha de cuidar 
(2 veces) 

Ha de ser bonita, hacendosa también 
una mujercita fiel a su deber 
me ha de dar masajes al anochecer 
y me ha de poner mi masaje en los pies 

Que me lave la ropa y la cosa...

Y la "cosa" es del verbo "coser"
No sean malpensados...



PICHONCITO
LOS ÁNGELES AZULES

Yo no tengo la culpa 
que me quiera a mí 
que me quiera a mí (bis)

Pichoncito 
no quiero que trabaje 
lo mantengo
vendiendo quesadillas 
duerma todo el dia 
y no se me desgaste

Yo no tengo la culpa 
que me quiera a mí 
que me quiera a mí (bis)

Pichoncito 
su piel no se maltrate 
le consigo 
su lechita de burra 
de mí no se fije 
que me baño a jicarazos 
lavo y plancho 
ropa ajena 
le hago de tocho 
de tocho morocho 
le hago al albañil 
y al eléctrico 
voy por las guamas 
y la botana 
no se moleste 
ni siquiera se levante 
yo voy sola aunque me asalten.



FIEL O NO FIEL
SONORA DINAMITA 
(voz: Pilar Solano)

Fiel o no fiel.. 
¡he ahí el problema ! 
Quién no ha perdido alguna vez la cabeza. 

Fueron las copas, algo ocasional,
algo esporádico, muy informal. 
Ven, no te apures 
que eso le ha pasado a todos, ¡todos! 

Nadie es perfecto, qué le voy a hacer. 
Tú eres mi dueño y yo soy tu mujer.
Dime si no has sido infiel, 
de pensamiento tal vez. 
¡Dime, dime, dime!

Nadie es perfecto, qué le voy a hacer  
tengo entendido que te quieres ir.
Dame otra oportunidad, 
no te voy a defraudar…
¡Dime, dime, dime!

viernes, 5 de mayo de 2017

Margarita Vargas y su (amarga) marcha de la Sonora Dinamita

Margarita Vargas (Medellín, 1960) no era quizá la candidata más ideal para ser la primera vocalista de uno de las agrupaciones más míticas de la cumbia colombiana e internacional: La Sonora Dinamita. En principio, no resultaba una mujer especialmente guapa, ni estilosa, y ni siquiera se movía bien en el escenario; además, la primera vez que le propusieron cantar cumbias, pensó que si estaban locos.


Sin embargo, una voz excepcional y su entrega y profesionalidad consiguieron conventirla en una de las artistas más aclamadas del género, tanto en el tiempo en que estuvo vinculada a la profesión (segunda década de los 80) como en su posterior carrera en solitario.

Resultado de imagen de margarita  sonora dinamita


Resultado de imagen de margarita  sonora dinamita

La presencia de Margarita en la Dinamita, como ya se comentó en una entrada anterior, supuso, en la humilde opinión de quien esto escribe, la época dorada de la banda; no sólo fue que las canciones de estudio acabaran teniendo un gran éxito, siendo como eran canciones con muy buenas letras, pegadizas y de mucho ritmo (temas inolvidables como La colita, Oye, abre tus ojos, Que nadie sepa mi sufrir... ), sino que las interpretaciones en directo resultaban todo un espectáculo divertido, entrañable y en ocasiones hasta picante.




Sin embargo, la marcha de la futura Diosa de la Cumbia, que podría entenderse por sí misma sin necesidad de mayores explicaciones, quedó muy lejos de ser algo normal o pacífico. El abandono, tal y como se cuenta en el programa Historias engarzadas (TV Azteca), acabaría siendo especialmente dramático y, si no fuera por la gravedad de lo acontecido, propio de una telenovela o culebrón y otro triste ejemplo de que la realidad, tan a menudo, supera la ficción.



Si bien es cierto que sólo se escucha la versión de amigos, familiares, y de la propia Margarita, en este amargo guión no faltó casi de nada: abuso profesional, celos amorosos, adulterio, cárcel, un funeral tristísimo, alcohol... y en el que queda, en principio, en muy mal lugar el histórico representante y líder de la banda, Lucho Argain. Queda a juicio del lector/a la valoración de aquellos acontecimientos.

Resultado de imagen de sonora dinamita lucho argain Margarita