viernes, 5 de mayo de 2017

Margarita Vargas y su (amarga) marcha de la Sonora Dinamita

Margarita Vargas (Medellín, 1960) no era quizá la candidata más ideal para ser la primera vocalista de uno de las agrupaciones más míticas de la cumbia colombiana e internacional: La Sonora Dinamita. En principio, no resultaba una mujer especialmente guapa, ni estilosa, y ni siquiera se movía bien en el escenario; además, la primera vez que le propusieron cantar cumbias, pensó que si estaban locos.


Sin embargo, una voz excepcional y su entrega y profesionalidad consiguieron conventirla en una de las artistas más aclamadas del género, tanto en el tiempo en que estuvo vinculada a la profesión (segunda década de los 80) como en su posterior carrera en solitario.

Resultado de imagen de margarita  sonora dinamita


Resultado de imagen de margarita  sonora dinamita

La presencia de Margarita en la Dinamita, como ya se comentó en una entrada anterior, supuso, en la humilde opinión de quien esto escribe, la época dorada de la banda; no sólo fue que las canciones de estudio acabaran teniendo un gran éxito, siendo como eran canciones con muy buenas letras, pegadizas y de mucho ritmo (temas inolvidables como La colita, Oye, abre tus ojos, Que nadie sepa mi sufrir... ), sino que las interpretaciones en directo resultaban todo un espectáculo divertido, entrañable y en ocasiones hasta picante.




Sin embargo, la marcha de la futura Diosa de la Cumbia, que podría entenderse por sí misma sin necesidad de mayores explicaciones, quedó muy lejos de ser algo normal o pacífico. El abandono, tal y como se cuenta en el programa Historias engarzadas (TV Azteca), acabaría siendo especialmente dramático y, si no fuera por la gravedad de lo acontecido, propio de una telenovela o culebrón y otro triste ejemplo de que la realidad, tan a menudo, supera la ficción.



Si bien es cierto que sólo se escucha la versión de amigos, familiares, y de la propia Margarita, en este amargo guión no faltó casi de nada: abuso profesional, celos amorosos, adulterio, cárcel, un funeral tristísimo, alcohol... y en el que queda, en principio, en muy mal lugar el histórico representante y líder de la banda, Lucho Argain. Queda a juicio del lector/a la valoración de aquellos acontecimientos.

Resultado de imagen de sonora dinamita lucho argain Margarita

No hay comentarios:

Publicar un comentario